Buscador Medicus Care:

  • Órganos Y Trasplantes
  • Alergología
  • Alergología Pediátrica
  • Algología Medicina del Dolor
  • Análisis Clínicos
  • Anatomía Patológica
  • Anestesiología
  • Audiología
  • Carboxiterapia
  • Cardiología
  • Cardiología Pediátrica
  • Cirugía Cardiovascular
  • Cirugía de Colon y Recto
  • Cirugía de Tórax
  • Cirugía de Trasplantes
  • Cirugía General y Laparoscópica
  • Cirugía Maxilofacial
  • Cirugía Oncológica
  • Cirugía para la Obesidad (Bariátrica)
  • Cirugía Pediátrica
  • Cirugía Plástica
  • Cirugía Plástica y Reconstructiva
  • Cirugía Vascular (Angiología)
  • Dermatología
  • Diagnóstico Radiológico e Imagen
  • Endocrinología
  • Endocrinología Pediátrica
  • Estomatología
  • Fisiólogo Card-Pulm
  • Fisioterapia
  • Gastroenterología
  • Gastroenterología Pediátrica
  • Genética
  • Geriatría
  • Ginecología
  • Ginecología Oncológica
  • Ginecología y Obstetricia
  • Hemato - Oncología Pediátrica
  • Hematología
  • Homeopata
  • Infertilidad y Reproducción
  • Laboratorios de Análisis Clínicos
  • Medicina Crítica
  • Medicina Deportiva
  • Medicina Física y Rehabilitación
  • Medicina General
  • Medicina Interna
  • Nefrología
  • Nefrología Pediátrica
  • Neonatología
  • Neumología
  • Neumología Pediátrica
  • Neurocirugía
  • Neurología
  • Neurología Pediátrica
  • Nutrición
  • Nutrición Clínica y Obesidad
  • Odontología (Dentista)
  • Odontología Pedíatrica
  • Odontopediatría
  • Oftalmología
  • Oncología
  • Oncología Ginecológica
  • Ortodoncista
  • Ortopedia y Traumatología
  • Ortopedia y Traumatología Pediátrica
  • Otorrinolaringología
  • Pacientes en casa
  • Paido-psiquiatría
  • Patología
  • Pediatría
  • Perinatología
  • Psicología
  • Psiquiatría
  • Radiología e Imagen
  • Rehabilitación
  • Reumatología
  • Solución y Belleza para el pie
  • Tanatología
  • Terapeuta Ocupacional
  • Terapia Celular y Medicina Regenerativa.
  • Terapia Intensiva
  • Terapia/Tratamiento
  • Toxicología
  • Urgenciología
  • Urología
  • Urología Ginecológica
  • Urología Pediátrica
  • Vacunación

ARTÍCULOS - REVISTA MÉDICA

¿Cólicos en los primeros tres meses de vida

ARTÍCULOS DE EMBARAZO Y BEBES

El cólico del lactante es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente. También se le conoce como cólico de los tres meses, el cual se caracteriza por episodios de un llanto agudo que parece inexplicable y que altera a un niño que por lo demás parece sano, saludable y tranquilo durante el resto del tiempo.

Se estima que hasta 40% de todos los niños pequeños tienen cólicos. Suele aparecer a partir de los 15 días de vida, y terminan para cuando el bebé tiene entre 3 y 4 meses de edad. Puede acompañarse de signos como distensión abdominal, enrojecimiento de la cara, flexión de las piernas, agitación y aumento en la expulsión de gases y eructos. Suele darse con más frecuencia a últimas horas del día.

Para diagnosticar un cólico del lactante existe lo que se conoce como  'los 3 de Wessel' en honor al profesor de pediatría estadounidense que describió por primera vez el fenómeno. Se considera que se da un cólico del lactante si el llanto:

  1. Aparece antes del tercer mes de vida (generalmente no antes de los primeros 15 días)
  2. Dura tres o más horas al día (normalmente el inicio es a última hora de la tarde, aunque no siempre es así)
  3. Se prolonga durante tres o más días a la semana.

El motivo por el que se produce el cólico se desconoce, se considera que contribuyen diferentes factores en su aparición como son:

-Causas gastrointestinales: intolerancias a algún nutriente, alteraciones en la motilidad intestinal, reflujo gastro-esofágico, exceso de alimentación o inmadurez del sistema gastrointestinal.

-Inmadurez del sistema nervioso del bebé.

-Ansiedad de los padres.

 

¿Qué se puede hacer?

·         Mantén siempre la calma: lleva el niño al pediatra al menos una vez para comentar el problema de los cólicos. Él lo revisará y te confirmará que el niño no tiene ninguna enfermedad, y te recomendará un tratamiento.

·         Comprueba que no está hambriento o demasiado lleno. Un escaso aporte de leche materna o biberón puede ser la causa del llanto. Igualmente, si el lactante está demasiado lleno (le estás dando de comer muy a menudo, le das un suplemento de biberón demasiado grande, tienes mucha leche, etc.) también puede que llore. Revisa estos aspectos y trata de corregirlos.

·         Comprueba que no esté incómodo. Hay varios factores que pueden incomodar al lactante, entre los cuales destacan:

·         Ropa demasiado apretada.

·         El exceso (calor) o falta de ropa de abrigo (frío).

·         Humedad (comprueba que no va mojado/a o sucio/a).

·         Levántalo y cógelo en brazos. Probablemente su bebé echa en falta el ritmo de vida intrauterino, cuando sentía los latidos del corazón y la respiración de la madre durante todo el día. Se sentirá satisfecho y calmado si le coges, le abrazas y le acaricias, actividades rítmicas muy útiles.

·         No le des de comer cada vez que llora: el hecho de estar hambriento no es la única razón del llanto. Al estómago le cuesta más de 2 h vaciarse. Así pues, espera al menos este tiempo entre comidas. Si le das el pecho, no tomes mucho café, té o bebidas con cafeína ni otros estimulantes.

·         Evita que duerma excesivamente durante el día. Si ha dormido ya tres horas seguidas, despiértalo suavemente y juega con él o estimúlalo.

·         Procura que se sienta confortable: siéntate, acuéstalo sobre tus muslos y mueve las piernas arriba y abajo con un ritmo suave. Acurrúcalo en un extremo de la cuna, o envuélvelo en una manta pequeña de cuello para abajo y con los brazos a los lados, de manera que se sienta más protegido. Dale golpecitos o frótale la espalda para hacerle eructar después de las comidas (aunque no es imprescindible). Hazle masajes suaves en la barriga o túmbale y muévele las piernas como si fuera en bicicleta.

·         Dale un baño templado o cántale y háblale. Proporciónale un ruido continuo o rítmico, como música de radio suave (clásica), o un ruido de fondo regular (un ventilador o un aspirador). Graba alguno de estos sonidos en una cinta y pónsela. Baila con el bebé al son de la radio o de alguna música agradable.

·         Minimiza tu propia fatiga y agotamiento. Haz al menos una siesta diaria por si acaso la noche va mal. Cuidar a un niño que tiene cólicos es un trabajo para 2 personas Pide ayuda a familiares, amigos o contrata a un canguro para poder salir a despejarte de vez en cuando, y procura charlar con algún adulto durante el día, contarle tus sentimientos, etc. 

·         No le des medicamentos sin consultar con el pediatra. Las medicinas asequibles no son demasiado efectivas y las que contienen sedantes pueden ser peligrosas para los niños de esta edad. Colocar un termómetro o un supositorio en el recto para hacerle expulsar gases no sirve de nada salvo para irritarle el esfínter anal. No se ha demostrado científicamente la eficacia de los preparados a base de hierbas.

·         Los bebés con cólicos normalmente tienen heces normales. Si su bebé tiene diarrea o sangre en las heces, llame a su médico.

Fuentes:

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/colicos-lactante

https://www.dodot.es/articulos/-/info/details/content.30432/el-colico-del-lactante-del-primer-trimestre/

http://bebe.consumer.es/problemas-y-enfermedades/el-colico-del-primer-trimestre-o-del-lactante

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/embarazo/colic_esp.html

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/02/22/noticias/1361551195.html

 

Quizá te interese

Medicus Care Mx. Derechos Reservados 2014. | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD | NOM-004-SSA3-2012 | Desarrollado por I Advance