Buscador Medicus Care:

  • Órganos Y Trasplantes
  • Alergología
  • Alergología Pediátrica
  • Algología Medicina del Dolor
  • Análisis Clínicos
  • Anatomía Patológica
  • Anestesiología
  • Audiología
  • Carboxiterapia
  • Cardiología
  • Cardiología Pediátrica
  • Cirugía Cardiovascular
  • Cirugía de Colon y Recto
  • Cirugía de Tórax
  • Cirugía de Trasplantes
  • Cirugía General y Laparoscópica
  • Cirugía Maxilofacial
  • Cirugía Oncológica
  • Cirugía para la Obesidad (Bariátrica)
  • Cirugía Pediátrica
  • Cirugía Plástica
  • Cirugía Plástica y Reconstructiva
  • Cirugía Vascular (Angiología)
  • Dermatología
  • Diagnóstico Radiológico e Imagen
  • Endocrinología
  • Endocrinología Pediátrica
  • Estomatología
  • Fisiólogo Card-Pulm
  • Fisioterapia
  • Gastroenterología
  • Gastroenterología Pediátrica
  • Genética
  • Geriatría
  • Ginecología
  • Ginecología Oncológica
  • Ginecología y Obstetricia
  • Hemato - Oncología Pediátrica
  • Hematología
  • Homeopata
  • Infertilidad y Reproducción
  • Laboratorios de Análisis Clínicos
  • Medicina Crítica
  • Medicina Deportiva
  • Medicina Física y Rehabilitación
  • Medicina General
  • Medicina Interna
  • Nefrología
  • Nefrología Pediátrica
  • Neonatología
  • Neumología
  • Neumología Pediátrica
  • Neurocirugía
  • Neurología
  • Neurología Pediátrica
  • Nutrición
  • Nutrición Clínica y Obesidad
  • Odontología (Dentista)
  • Odontología Pedíatrica
  • Odontopediatría
  • Oftalmología
  • Oncología
  • Oncología Ginecológica
  • Ortodoncista
  • Ortopedia y Traumatología
  • Ortopedia y Traumatología Pediátrica
  • Otorrinolaringología
  • Pacientes en casa
  • Paido-psiquiatría
  • Patología
  • Pediatría
  • Perinatología
  • Psicología
  • Psiquiatría
  • Radiología e Imagen
  • Rehabilitación
  • Reumatología
  • Solución y Belleza para el pie
  • Tanatología
  • Terapeuta Ocupacional
  • Terapia Celular y Medicina Regenerativa.
  • Terapia Intensiva
  • Terapia/Tratamiento
  • Toxicología
  • Urgenciología
  • Urología
  • Urología Ginecológica
  • Urología Pediátrica
  • Vacunación

ARTÍCULOS - REVISTA MÉDICA

La Hipertensión arterial y los principales factores que contribuyen a complicaciones

ARTÍCULOS DE SALUD

La Hipertensión Arterial (HTA) es una de las enfermedades crónicas degenerativas que aquejan la vida moderna, se inicia generalmente en la edad productiva, acorta la esperanza de vida e incrementa el riesgo de una calidad de vida precaria. 

Alrededor de 27% de la población mexicana de 20 a 69 años la padece y cerca de 60% de los individuos afectados la desconoce. Esto significa que en nuestro país existen más de trece millones de personas con este padecimiento, de las cuales un poco más de ocho millones no han sido diagnosticados. La mortalidad por las complicaciones (enfermedad cerebrovascular, enfermedad cardiovascular y nefropatías) se encuentran entre las primeras causas.

FACTORES QUE CONTRIBUYEN A COMPLICACIONES

Colesterol elevado. Uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. El colesterol es una sustancia grasa (un lípido) que circula en la sangre y se encuentra en todas las células del organismo. Lo produce el hígado para formar parte de las membranas celulares y de las hormonas. Pero el organismo también obtiene colesterol adicional que proviene de los alimentos de origen animal (carnes, huevos y productos lácteos enteros). El colesterol sanguíneo muchas veces aumenta no por el colesterol que contienen los alimentos, sino por el contenido en los mismos de grasas saturadas. Tanto los productos lácteos como las carnes rojas son alimentos ricos en grasas saturadas. Toda persona con colesterol elevado que logra valores por debajo de 200 mg./ml. disminuye notablemente el riesgo cardiovascular.

 Diabetes En los pacientes diabéticos las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte. Se considera que más del 65% de ellos (especialmente en aquellos que padecen diabetes tipo 2) mueren por esta causa. El buen control de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre reduce el riesgo cardiovascular. Si bien la diabetes es una enfermedad crónica incurable, los pacientes que la padecen disminuyen el riesgo si logran valores normales de glucemia en forma constante, y por eso se lo considera un factor modificable.

Obesidad y sobrepeso. El sobrepeso y la obesidad aumentan las probabilidades de adquirir o aumentar algunos factores de riesgo cardiovascular, principalmente la hipertensión arterial, el colesterol elevado y diabetes. Para diagnosticar el sobrepeso y la obesidad se puede utilizar el IMC (Índice de Masa Corporal) que se calcula dividiendo los kilos de peso corporal de una persona, por su talla al cuadrado IMC= Kg. /m2. Si el resultado está entre 20 y 25 es peso normal; entre 25 y 29,9 es sobrepeso y si es mayor de 30, obesidad.

Tabaquismo. Todos sabemos que el hábito de fumar cigarrillos y tabaco aumenta el riesgo de cáncer pulmonar, pero lo que no todos saben es que también aumenta considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y especialmente afecciones vasculares periféricas (derrames, ACV, etc.). Si bien la nicotina es el agente activo principal del humo del tabaco, hay también otras sustancias como el alquitrán y el monóxido de carbono que son perjudiciales para el corazón y los vasos sanguíneos.

Inactividad física. Las personas inactivas o sedentarias tienen mayor riesgo de padecer enfermedades del corazón que las personas que realizan una actividad física regular. El ejercicio físico quema calorías, ayuda a controlar el colesterol, la diabetes y la presión arterial. Pero también fortalece al corazón y hace más flexible las arterias. Las personas que queman entre 500 y 3500 calorías por semana, ya sea trabajando o haciendo actividad física, tienen una expectativa de vida muy superior a las personas sedentarias.

Sexo. En general los hombres tienen un riesgo mayor que las mujeres de sufrir un ataque al corazón. Las mujeres hasta los 50 años están, por decirlo de alguna manera, protegidas por los estrógenos (hormonas femeninas), pero esta protección desaparece después de los 50 y a los 60/65 años el riesgo es igual al de los hombres.

Herencia. Las enfermedades cardíacas suelen ser hereditarias. Si los padres o hermanos padecieron de un problema cardíaco o circulatorio antes de los 55 años, la persona tiene mucho mayor riesgo cardiovascular que aquella que no tiene antecedentes familiares.
Edad. (No modificable). Las personas mayores tienen mayor riesgo de padecer ataques cardíacos. Aproximadamente 4 de cada 5 muertes debidas a enfermedades cardíacas se producen en personas mayores de 65 años de edad.
 
Otros Factores 

1.- Estrés. Se cree que el estrés es un factor que contribuye al riesgo cardiovascular, pero aún no se sabe mucho sobre sus efectos. Cómo y cuánto nos afecta el estrés depende de cada persona. Hay razones por las cuales el estrés puede afectar al corazón, el pulso se acelera, la presión arterial aumenta y esto puede desencadenar en una angina de pecho. El estrés libera adrenalina y ésta aumenta la presión arterial, la cual puede dañar las paredes de las arterias. El estrés tratado y superado disminuye este riesgo.

2.- Hormonas sexuales. Las hormonas sexuales femeninas (estrógenos) parecen desempeñar un papel protector en las enfermedades del corazón. Pero después de la menopausia (dejan de existir los estrógenos) las posibilidades de un ataque cardíaco aumenta y entre 60 y 65 años el riesgo se equipara al de los hombres. El tratamiento adecuado en esta etapa de la vida femenina, en aquellas mujeres que pueden realizarlo, les disminuye los riesgos cardiovasculares.

3.- Anticonceptivos orales. Los anticonceptivos iniciales contenían niveles altos de hormonas. En esa época, el uso de esas píldoras aumentó mucho el riesgo cardiovascular y el ataque cerebral, especialmente en mujeres con más de 35 años. Actualmente los anticonceptivos orales tienen niveles muy bajos de hormonas, por eso es mucho menor el riesgo cardiovascular. Pero si una mujer (mayor de 35 años) toma anticonceptivos, es fumadora o tiene otros factores de riesgo, el riesgo cardiovascular aumenta. Decimos que es modificable porque en aquellas que no utilizan anticonceptivos, el riesgo es menor.

4.- Alcohol. Hay estudios actuales que defienden la postura de que las personas que beben cantidades moderadas de alcohol presentan menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares que las que no beben nada. Para nosotros el consumo moderado de alcohol es 50 ml. de una bebida destilada (whisky, Vodka, Ginebra), o una copa de vino tinto o un porrón de cerveza diariamente. Pero el excederse en el consumo moderado de alcohol aumenta el riesgo de padecer hipertensión, accidentes cerebrovasculares y enfermedades al corazón. Este aspecto también hay que tenerlo bien presente.

Cuidados para controla la hipertensión

Los cambios en el estilo de vida recomendados para ayudar a controlar la presión o para evitar que aparezca la hipertensión se relacionan con una buena dieta, un plan de ejercicio adecuado y el dominio del estrés.

Recuerda siempre asesorarte con tu médico a fin de que pueda diseñarte un plan de alimentación y ejercicio que contribuyan a tu salud.

Fuentes:
http://www.cuidadosalud.com/articles/que-es-la-hipertension-arterial/hipertension-arterial-sintomas-y-clasificacion
http://www.revistas.unam.mx/index.php/rfm/article/view/12872
http://hipertensionarterial.wordpress.com/2009/06/08/la-hipertension-arterial-factores-de-riesgo-y-complicaciones/

Quizá te interese

Medicus Care Mx. Derechos Reservados 2014. | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD | NOM-004-SSA3-2012 | Desarrollado por I Advance